DEMANDA

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

NO ES TIEMPO DE SUBIR PRECIOS DE PRODUCTOS ESENCIALES
HAY CONDICIONES ABSOLUTAMENTE DIFERENTES DE OFERTA Y DEMANDA.


La ley de la oferta y la demanda es principio básico sobre el que se basa una economía de mercado. Este principio refleja la relación que existe entre la demanda de un producto y la cantidad ofrecida de ese producto teniendo en cuenta el precio al que se vende el producto.
En Economía se entiende como exceso de demanda la situación en que la cantidad demandada (demanda) de un producto o servicio excede a la cantidad ofrecida (oferta), es una situación en la que, para un precio dado, la cantidad que desean comprar los consumidores es mayor al stock
ofrecido por los vendedores.
Por lo tanto, en un contexto normal de mercado, si baja la demanda, bajan los precios y, por lo tanto aumenta la cantidad demandada. De forma contraria, si aumenta la demanda suben los precios y disminuye la cantidad demandada.
Hasta aquí hice una pequeña explicación de una de las variables que modifican tradicionalmente los precios en una economía de libre mercado, pero estamos en un contexto totalmente excepcional, donde se modificaron sustancialmente las reglas voluntaria e involuntariamente, por lo que considero que no hay factores para sustentar una suba de precios de productos esenciales, sobre todo alimenticios que se generan en nuestro país.

POCOS Y EN ESCALADA DE PRECIOS

Un disminuido grupo de actividades consideradas esenciales son las que siguen su funcionamiento en nuestro país, si de ellas quitamos servicios como salud y seguridad quedan aún menos rubros activos, básicamente alimentos y todo el sector de medicamentos podríamos decir, de estos
últimos la población no se está quejando porque no se han modificado los precios, mayormente productos fabricados por laboratorios argentinos, pero los alimentos también son de origen nacional en su mayoría, desde los más simples sin procesar y con cadena de producción/comercialización corta a los altamente industrializados han subido los precios estrepitosamente en nuestra pequeña comunidad, lo que nos da la posibilidad de decirles a quienes intervienen en esta cadena de producción-comercialización que deberían rever algunas prácticas implementadas dado un contexto absolutamente fuera de toda lógica, donde no hay claramente libre mercado, fronteras y puertos cerrados dan una muestra de que por más que se quiera no se puede trascender los límites geográficos, que haya medidas determinantes de que comercios pueden abrir y cuáles no, que servicios pueden funcionar y cuáles no, reconversión de algunas plantas industriales que tienen detenida su producción principal y están elaborando algunos elementos para el sistema de salud, son otros ejemplos claros, por lo que si solo se pueden comprar determinados productos, es más, solo se puede salir de nuestros hogares para limitadas diligencias o compras esenciales y por más que queramos no hay forma de comprar
algunos productos dado que los comercios están cerrados, queda evidenciado el absoluto corrimiento de las reglas generales habituales, por otro lado como argentinos que somos, sabemos que hay factores como el alza en el precio de los combustibles o la subida del dólar que repercuten directamente en los precios, pero nada de eso se ha dado en los últimos días, por lo que seguimos cerrando razones para que suban los precios.
Si hay más demanda de algunos alimentos es porque es una de las pocas cosas que la gente puede comprar, sumado a la incertidumbre de cuánto tiempo es el que debe proveerse una familia para cumplir con el aislamiento obligatorio sin poder generar recursos desde el oficio, actividad o profesión de los adultos del hogar, por lo que las familias priorizan está cuestión junto con la salud a el resto de los ítems, pero justamente sin generar ingresos como está más del 80% de las familias argentinas es casi inconcebible moralmente que les estén aumentando los precios de los
alimentos sin fundamentación solida.

Y LA CARNE PORQUE SUBE TANTO

Hay casos específicos donde solo una porción del aumento es tal vez entendible, no en su totalidad, en la cadena de la carne hubo una secuencia de factores desde el DNU del día 17/3, Decreto 297/2020, donde las curtiembres en todas sus formas no estaban incluidas, por lo que el
día miércoles 18/3 no levantaron los cueros de los frigoríficos, al día siguiente los frigoríficos expusieron el problema ambiental y económico que ello representaba, eso hizo que sean incluidos, pero el día 19 tampoco lo retiraron y la situación continuo, ¿porque? Podían circular y procesar pero no pueden exportar, por lo tanto es un costo operativo y logístico sin saber cuándo podían vender sus productos, esto puede hacer aumentar el precio en gancho $4 o $5 pero no $70 ni muchos menos llegar al consumidor por encima de $100 considerado con los valores de
mediados de febrero. Productor, Matarife, Frigorífico, Carnicería, esa es la cadena, tal vez podría incluirse un intermediario entre frigorífico y carnicería, si los subproductos de exportación no son comercializados, ese costo que se agrega a la carne desde el frigorífico podría sumarse pero no
multiplicarse en cada eslabón, tal vez hasta que la situación argentina y mundial se normalice, podrían estar ganando el mismo valor que hace un mes por kilo, modificando lo que sería porcentualmente por kilo, de esa forma solo se aumentaría en un pequeño porcentaje.

ESFUERZO COMPARTIDO

Hay cientos de miles de trabajadores, comercios, industrias grandes y Pymes que no pueden llevar adelante su proceso laboral, ante ello, seremos redundantes pero lo considero necesario, queda absolutamente desleal que los pocos que pueden estar trabajando suban estrepitosamente los precios.

CON EL ESTADO SOLO NO ALCANZA

Es sabido que hay organismos locales que tienen la facultad y responsabilidad del control de precios y cuidado de los consumidores, pero lo mismo que sucede en otras aéreas determinantes donde es necesario el aporte y ayuda de toda la comunidad, acá también, una situación inesperada en un contexto inusual sin poder tener estructura planificada previamente, hace que el aporte de cada uno de los ciudadanos sea un elemento fundamental en el cuidado de esta variable.

Al virus le ganamos entre todos y al aumento de los precios, TAMBIEN.

ESCRITO POR MARIANO MARINI

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Author: La Uno Radio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *